Más de 350 voluntarios apadrinarán esta Navidad a nenes de hasta cuatro años que viven con sus madres en cárceles de distintos puntos del país.

Los pequeños son hijos de detenidas en las cárceles de Ezeiza, Complejo Federal Penitenciario III de Guemes, en Salta -del Servicio Penitenciario Federal- y la Unidad 31 de Los Hornos, del Servicio Penitenciario bonaerense.

Cada voluntario recibió los datos de un nene, con nombre y edad y le compró un regalo que le será entregado por los organizadores, Jimena Monsalve, titular del juzgado de ejecución penal 5 y Luis López Lo Curto, secretario de Ejecución en el Complejo Penitenciario de Ezeiza.

La campaña “Navidad Feliz” circuló fuerte en tribunales y en Comodoro Py, por ejemplo, llegaron a anotarse decenas de funcionarios judiciales.

“Coincidimos en la importancia de sensibilizar y dar a conocer la situación en la que niños viven tan presos como sus madres en las cárceles”, explicó Monsalve a justiciadeprimera.com

Para ello se dio el puntapié inicial “en las redes sociales, dirigiéndonos a amigos, grupos de padres del colegio de nuestros hijos, personas que no guardan vinculación directa con lo judicial. Lógicamente muchas personas vinculadas a la justicia ofrecieron participar, a quienes le pedimos que siguieran la misma lógica, de convocar a personas ajenas al sistema”, contó.

Para un futuro “podríamos tender una red que abarque a todos los niños del paìs en esta situación”, se esperanzó.

“La propuesta nos superó. No sólo en orden a la solidaridad que se evidenció, sino al interés expresado por todos a partir de enterarse que esto sucede, que nacen niños ahí, que muchos son bebés, qué sucede cuando cumplen los 4 años, y tantas otras preguntas que respondimos”.

La campaña “es de cada uno de ellos, de cada persona que eligió apadrinar un niño, comprometiéndose y sabiendo concretamente a quién va a llegar su ayuda. Muchos de los voluntarios tienen la intención de continuar con el padrinazgo de estos niños a lo largo del tiempo”

“Lo importante es que se pueda tomar conciencia social de esta situación, conocer que es lo que sucede en nuestras cárceles y entender que es parte también de nuestra sociedad, muchas veces por no ver lo que pasa allá adentro, pensamos que no existe”.

Para los niños “el efecto de crecer en el contexto de encierro tiene consecuencias. Si esas madres están allí es probablemente porque no tengan familia o soporte afuera, pues la ley admite la detención en domicilio para las madres con niños”, concluyó Monsalve.

Contacto Luis  lopezcurtoluis@gmail.com

                Jimena jimenamonsalve12@gmail.com

Juzgado nacional de Ejecución Penal 5. Alsina 1418 PB B CABA

 

Comments

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *