La Cámara Federal de Rosario revocó un fallo de primera instancia y le dio la razón a una mujer que fue a la justicia federal a litigar contra Telecom, cansada de los reclamos para que le instalen una línea telefónica. La empresa cuestionó la competencia  y pretendía que la acción se tramitara en el fuero ordinario.

La accionante interpuso una acción de amparo contra Telecom Argentina Sociedad Anónima, tendiente a obtener la inmediata instalación de la línea de telefonía fija requerida.

Señaló que el 15 de mayo de 2018 solicitó a la demandada la instalación de línea telefónica en su domicilio de la ciudad de Rosario, informándosele en esa ocasión que la fecha de instalación sería el martes 22 de mayo.

Agregó que a esos efectos pidió licencia en su trabajo pero que no se hizo presente persona alguna de la empresa por lo cual se comunicó y le manifestaron que en su cuadra no había más vacantes para la instalación de la línea por lo que tendría que traer de otra cuadra lo que demoraría al menos 7 días más.

Refirió que se volvió a comunicar con la empresa el 28 de mayo para seguir el reclamo cuando le expresaron que había sido transferido a la sección obras y tendría que esperar 35 días más.

Expuso que cansada de  reclamar, remitió carta documento a la accionada el 5 de junio de 2018 intimándola a que en el término de 24 horas de recibida arbitre los medios a su alcance para instalar la línea contratada. Narró los reiterados reclamos y comunicaciones con la empresa ante la falta de respuesta y los graves daños que le genera la imposibilidad de utilizar el servicio.

Mediante resolución del 2 de agosto de 2018 la magistrada de primera instancia declaró la incompetencia del Juzgado Federal a su cargo para entender en la  acción de amparo promovida por María Virginia Lardone y ordenó su archivo.

Al apelar la mujer manifestó que “ se desprende de manera concreta que la acción impetrada tiene sustento en un incumplimiento de la prestación del servicio público de telefonía fija regido por disposiciones del marco regulatorio de esa actividad. Sostuvo que la causa corresponde a la competencia federal habida cuenta la naturaleza de dicho servicio y del carácter que revisten las normas legislativas y reglamentarias que lo regulan dictadas por el Congreso Nacional y el Poder Ejecutivo en ejercicio de las facultades conferidas por la ley 19.798”.

Agregó que “ el servicio de telefonía fija se encuentra dentro de los servicios de telecomunicaciones que son de interés de la Nación (artículos 2º y 3º de la ley 19.798) en virtud de las prerrogativas que le confiere el artículo 75 inciso 13 de la Constitución Nacional, por lo tanto debe ser el fuero federal el que conozca en las actuaciones

En la demanda se reclama la inmediata instalación de la línea de telefonía fija contratada, sosteniéndose que se encuentra afectado el servicio público de telecomunicaciones brindado a los usuarios, cuya actuación está regulada por la ley 19.798 dictada por el Congreso Nacional.

Los camaristas José Guillermo Toledo y Elida Vidal le dieron la razón a la mujer y remitieron a un precedente de la Corte Suprema de Justicia que sostuvo de acuerdo a la Procuración que “no encuentro motivos que justifiquen apartarse del parecer según el cual procede dar intervención al fuero de excepción si la correcta solución del problema exige precisar el sentido y alcance de normas federales dictadas por el Estado Nacional en ejercicio de las facultades conferidas por la Ley Nacional de Telecomunicaciones “.

En otro fallo, la Corte sostuvo que ante el reclamo por obtener la reparación de los daños y perjuicios que dice haber sufrido la accionante como consecuencia de la interrupción del servicio de telefonía fija en la línea instalada en su domicilio, era “competente para entender en la causa, la justicia federal”.

La Sala B de la Cámara Federal de Rosario declaró la competencia del juzgado federal para que se resuelva el pedido.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *