La Justicia recordó que en el país está prohibida la importación, distribución, comercialización y publicidad de los cigarrillos electrónicos y sus accesorios por los “efectos nocivos” que su consumo puede causar para la salud. Con esta advertencia se confirmó el  procesamiento a cuatro personas que ingresaban el producto desde Paraguay vía Misiones para venderlo por internet.

Los acusados “no desconocían las prohibiciones que pesaban sobre los productos que tenían a la venta en sus locales y que ofrecían por internet”, concluyó la Cámara Federal porteña.

“El marco de clandestinidad en el que se ingresaron los insumos al país, en el que se elaboró el producto, en el que se lo envasó y en el que se lo comercializó, dan suficiente cuenta de tales extremos”
El cigarrillo electrónico está prohibido por la disposicion 3226 del 2011 de la Administración  Nacional de Medicamentos.
“Prohíbe la importación, distribución, comercialización y la publicidad o cualquier modalidad de promoción en todo el territorio nacional” del cigarrillo electrónico y tampoco se pueden vender ni publicitar sus accesorios o los cartuchos de nicotina que se utilizan con él.

Los acusados vendían en distintos puntos del país los accesorios del cigarrillo electrónico y una sustancia líquida “sometida al proceso de vaporización”. En los allanamientos hechos en la investigación se comprobó que ese insumo era nicotina líquida y que elaboraba y mezclaba antes de venderla “de manera clandestina”.

“Es del caso aclarar que los productos eran ofrecidos -entre otros- a través de tarjetas que los promocionaban como una alternativa para “dejar de fumar” y en envases que no revelaban a los consumidores su verdadero contenidp”.
Los vendedores quedaron procesados por el artículo 201 del Código Penal que castiga la venta, distribución y almacenamiento con fines de comercialización de “mercaderías peligrosas para la salud, disimulando su carácter nocivo” con un embargo de 200 mil pesos a cada uno sobre sus bienes.

La investigación comenzó con un informe de la división Adulteración de Fármacos de la Superintendencia de Investigaciones Federales de la Policía FEderal en base a informes recibidos desde la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) referidos a un cargamento de cigarrillos electrónicos y botellones de nicotina líquida que llegaron a la ciudad de Buenos Aires en un expreso proveniente de Misiones para ser retirados por un individuo domiciliadio en la localidad bonaerense de Florencio Varela.

En ese lugar se detectó un laboratorio montado para preparar la nicotina líquida.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *