Desde que se otorgó la concesión del Mercado de Hacienda de Liniers, en 1992, pasaron 25 años: se modificó la Constitución Nacional y entró en vigencia normativa vinculada a estándares internacionales sobre derecho a vivir en un ambiente sano y sin contaminación. Lo que no cambió fue el vertido en aguas del arroyo Cildañez de la suciedad de camiones que se lavan en el lugar y la caca de las vacas que se arrastra desde los corrales.
¿Por qué el juez federal Sebastián Casanello procesó a Roberto Arancedo? Se trata del presidente del directorio de la firma Mercado de Liniers SA y es el actual responsable -para el magistrado- de lo que sucede en el lugar.
¿Qué dijo el empresario en su defensa? que no se justifica invertir para solucionar el vertido de efluentes contaminantes porque el Mercado está a punto de mudarse, algo que se anticipa desde hace ya varios años.
Casanello intimó a las autoridades de control a hacer cesar los actos que derivan en la contaminación del Cildañez de manera inmediata, más allá de si ese traslado del Mercado se concreta o no en los próximos meses.
El Cildañez pertenece a la Cuenca Matanza Riachuelo. El curso de agua es contaminado “de un modo peligroso para la salud”, concluyó la Justicia en base a distintos peritajes.
El Mercado fue clausurado en marzo de 2018 y recién después de eso inició los trámites para obtener permiso de vuelco.
Entre otros patógenos en las aguas del  Cildañez se detectó Escherichia Coli -caca-, por arrastre de la materia fecal animal del suelo del predio.
Arancedo explicó en su declaración indagatoria que no se invirtió en mecanismos de tratamiento de la caca de las vacas antes de tirarla al arroyo porque no valía la pena, ante la inminencia de la relocalización del Mercado, actualmente en el barrio de Mataderos.
Priorizó lo económico a la obligación legal de cuidar el medio ambiente, sostuvo Casanello, lo procesó y le prohibió salir del país. También embargó los bienes del Mercado de Liniers SA por cinco millones de pesos.
Sobre el futuro traslado previsto esta vez para diciembre, el juez sostuvo que ” no sólo no se cuenta con la certeza de que para dicha fecha el traslado se produzca efectivamente -teniendo en cuenta los antecedentes de los últimos veinticinco años-, sino que tampoco sería admisible perpetuar la contaminación del curso de agua durante dos meses más siquiera. Por lo expuesto deberá hacérsele saber a los organismos competentes que resulta imperativo que lleven a cabo sin demora las acciones necesarias en el marco de sus respectivas competencias, a fines de cumplir con los deberes propios, más allá del análisis que corresponda hacer en relación a la eventual relevancia penal de los incumplimiento pasados o presentes”. Para ello libró oficios a la Agencia de Protección Ambiental de la ciudad de Buenos Aires y a la Autoridad Cuenca Matanza Riachuelo.
La denuncia inicial por la posible contaminación del arroyo Cildañez se presentó el 27 de junio de 2018 desde  la Unidad Fiscal de Investigaciones en Materia Ambiental. La sospecha apuntaba al vuelco de los efluentes líquidos de los corrales de las vacas y también al de lavado de camiones en el lugar, en Lisandro de la Torre al 2400.
Hubo inspecciones, se tomaron muestras y el resultado indicó peligro para la salud; se detectaron “coliformes fecales”, grupo de especies de bacterias de importancia relevante como indicadores de contaminación de agua y alimentos, por lo cual presentan “característica peligrosa H12 Ecotóxicos”, según los informes.

Comments

  1. Se lo q.es eso convivo con un matadero a una cuadra de mi casa. Matadero VISON. Impresionante invivible con los olores. La municipalidad no hace nada. Soy de la zona de Polvorines. Medio ambiente no se hace cargo. Las casas estan pegadas al matadero. Luchamos mucho pero siempre terminan coimeando a los organismos. No sabemos ya donde dirigirnos.

  2. Buenos días Ana, gracias por tu mensaje.-
    Te sugerimos contactar a la UFIMA, la Unidad Fiscal especializada en delitos ambientales. Ellos podrán orientarte mejor
    Unidad Fiscal para la Investigación de Delitos contra el Medio Ambiente (UFIMA)
    Titular: Ramiro González
    Dirección: Av. Diagonal Norte Roque Sáenz Peña 1190, 2° Piso, CABA
    Teléfono: (+54 11) 4381-7718 / 4382-0054 / 4383-0731

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *