Dicen que “ya no saben qué hacer”, que están “hartas”, “abrumadas”. También que tienen más miedo que lo habitual. El 41 por ciento piensa que su agresor actúa por celos.
Se trata de las víctimas de la violencia de género que se acercan a la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
El último reporte estadístico incluye al primer semestre del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio por el coronavirus. En el trabajo se advirtió que el 56 por ciento de las afectadas pide ayuda cuando llega a una “situación límite”.
El “límite” es una situación que desborda, genera hartazgo, abruma o desespera, según cuentan a las profesionales que las reciben.
Secuelas
Entre 2018 y el primer semestre de 2020, el 56 por ciento de los agresores denunciados tenía antecedentes previos de violencia en vínculos anteriores. Paralelamente, el 48 por ciento de las mujeres mayores de 14 años víctimas relataron haber padecido violencia física o psicológica a manos de parejas anteriores.
“Es de destacar que las mujeres afectadas sufren distintos tipos de violencia (física, psicológica, económica, sexual, social o ambiental) que impactan de manera negativa en su subjetividad generando secuelas en su salud psicoemocional y física”, advirtió el informe de la OVD, a cargo de la ministra de la Corte Elena Highton de Nolasco.
En ese contexto “a mayor tiempo de exposición a la violencia se agudizaría dicho padecimiento y, en consecuencia, la vulneración de sus derechos”.
“Asimismo, de la observación de los casos resulta que en ocasiones se verifica el entrampamiento vincular de las personas afectadas en lo que se denomina “el ciclo o espiral de la violencia” lo cual produce un deterioro sistemático y dificultades tanto para la efectivización de la denuncia así como para sostener las medidas de protección requeridas y/o la decisión de finalizar la relación”.
En el 78 por ciento de los casos las mujeres afectadas tienen hijos e hijas con sus agresores y la mitad de las denunciantes fueron víctima de violencia por al menos tres años antes de pedir ayuda.
En dos años y medio la OVD recibió a 16800 mujeres mayores de 14 años.
Las adolescentes de 14 a 17 años denunciaron en un 87 por ciento a novios o ex parejas. Un total de 21 jóvenes de esa edad se presentó para pedir ayuda ante agresiones de parejas con las que convivían.
Oficina de Violencia Doméstica Lavalle 1250 – CABA, Argentina (C1013AAL) – Teléfono: 4123-4510 al 4514

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.