El 31 de octubre de 2016 presentó un certificado de supervivencia de su madre. Tres días antes la mujer había fallecido.
En su rol de apoderado,  el hijo cobró en un banco de la localidad de Berazategui, en la provincia de Buenos Aires, la pensión en los siguientes cinco meses. Según la acusación por la que ahora quedó procesado y embargado, “las sumas fradulentamente extraídas”  totalizaron 158.242,25 pesos.
Cuando se supo del fraude y se ordenó recuperar el dinero, fue imposible porque la cuenta en cuestión tenía un saldo de 6,14 pesos.
La Cámara Federal de La Plata confirmó el procesamiento por supuesta “defraudación a la administración pública” y “uso de documento falso”. También quedó firme un embargo de 300 mil pesos ordenado por un juzgado de Quilmes.
Cruce de datos
La maniobra quedó en evidencia por una denuncia de la Caja de Retiros Jubilaciones y Pensiones de la Policía Federal Argentina.
La beneficiaria del sistema previsional de esa Caja cobraba una pensión en la sucursal Berazategui del Banco Nación y tenía como apoderado a su hijo.
Por eso se le pedía la presentación del certificado de supervivencia.
En marzo de 2017 y como resultado de un cruce de información con el Registro Nacional de las Personas se constató la muerte de la mujer el 28 de octubre de 2016.
El certificado de supervivencia tenía fecha 31 de ese mismo mes.
La defensa aludió a una “confusión” en los trámites. Pero el Tribunal de Apelaciones advirtió que el certificado “no sólo fue presentado con posterioridad al deceso, sino que además, el mismo tiene fecha 31/10/16, esto es, 3 días después del fallecimiento de su madre”
” Se encuentra fehacientemente probado la extracción de los haberes que la C.R.J.P.P.F. depositó en la cuenta de la beneficiaria, en tanto fue el propio imputado el que indujo a error a la entidad en cuestión, como consecuencia de la presentación del certificado apócrifo motivando el desembolso y detraimiento patrimonial en perjuicio del Estado”.
Esto último se probó con el pedido de los resúmenes de cuenta al Banco.
La defensa oficial del acusado argumentó que “no se ha comprobado” que el hijo supiera que el certificado era falso y que los pagos que la Caja acreditaba en la cuenta “eran indebidos”
Los camaristas platenses Roberto Lemos y Carlos Vallefín confirmaron el procesamiento.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.