En Argentina, la suplantación de identidad no es delito. A lo sumo en la ciudad de Buenos Aires puede considerarse una contravención.
“No es delito la suplantación de identidad, hay varias propuestas para que se legisle e introduzca en el Código la penalización a quien se apodere de la identidad de una persona sin su consentimiento usando tecnologías de la información”, explicó el juez de la Cámara Federal de Casación Penal Daniel Petrone.
Hasta el momento, suplantarle la identidad a alguien para crearle un falso perfil en una red social, por ejemplo, no es un delito contemplado en el Código Penal argentino.
Petrone expuso en la conferencia “Delitos Informáticos. Aspectos Centrales”, en el marco de un ciclo organizado por publyca.org y AJUFE, la Asociación que nuclea a los jueces del fuero federal de todo el país.
En la ciudad de Buenos Aires, la suplantación de identidad es una “contravención que penaliza a quien crea identidad falsa con datos de otra persona y sin mediar consentimiento de la víctima”. Si en algún momento la figura se tipifica en el Código Penal pasará a considerarse delito.
La situación es diferente en otros países. Por ejemplo, en Bolivia “es delito suplantar la identidad a través de medios electrónicos”, citó el juez.
En Costa Rica, “se pena a quien suplante a otro en un sitio de Internet”
La suplantación de identidad suele ser un paso previo a cometer un delito.
En Argentina, no es parte del Código Penal.
Es una de las figuras penales cuya inclusión se discute, apuntó Petrone.
Otra es la difusión en la web y redes sociales de imágenes íntimas sin autorización. “Hay varios proyectos” al respecto y al igual que la suplantación de identidad, en la ciudad de Buenos Aires al día de hoy es una contravención.
La suplantación de identidad suele ser el punto de partida para cometer otros delitos, como el “phishing”
“Ha crecido y evolucionado en forma exponencial”, advirtió el juez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.