Bajó de una ambulancia vestido con un ambo blanco y preguntó si en ese hospital público de San Martín buscaban profesionales. A principios de 2021, pandemia de Covid 19 mediante, escaseaban los médicos y las guardias colapsaban.
Envió por el sistema de mensajería WhatsApp una foto de un título de la UBA y un DNI. Comenzó a trabajar dos días por semana en el hospital interzonal de agudos Eva Perón.
Sus compañeros sospecharon.
Según declararon testigos en el juicio, a un paciente le dio el alta sin consultar y lo tuvieron que ir a buscar a su casa para volverlo a internar. En otro caso, no supo leer un análisis que dio un altísimo índice de glucemia. La gota que rebalsó el vaso fue una prescripción inusual a un enfermo derivado a planta de internación.
Ante las alertas, las autoridades del hospital advirtieron la falsedad de la documentación y llamaron a la policía. Usaba la identidad de un médico fallecido.
Un Tribunal Oral Federal de San Martín lo condenó a un año de prisión en suspenso, la pena máxima para el delito por el que se lo juzgó, usurpación de título y ejercicio ilegal de la medicina.
En cuanto a la falsificación de la documentación, la fiscalía entendió que era tan burda, que no pudo considerarse un delito.
Las disculpas
Durante el juicio oral, el procesado admitió el delito.
En sus últimas palabras pidió disculpas. “Dijo que no pensó que su conducta podía llegar a generar tanto agravio y que se siente muy dolido”, se resumió en los fundamentos del veredicto. Además, evaluó que “dentro de todo tuvo una conducta intachable”
En realidad, en el hospital lo conocieron con otro nombre, el de un médico fallecido al que usurpó la identidad. Se presentó con copia de un título y una credencial del Ministerio de Salud a su nombre que envió por WhatsApp.
“No sólo sabía que no contaba con título ni autorización para el ejercicio de la medicina, sino que además se hizo de las credenciales de otras personas (un médico fallecido y una enfermera) para poder lograr su espurio cometido”, advirtió la jueza Nada Flores Vega del Tribunal Oral Federal 3 de San Martín en los fundamentos de la condena.
El acusado “mediante ese actuar voluntario y sin la menor contemplación por la salud e integridad de tantas personas enfermas que recurrían por auxilio médico durante la crisis sanitaria, anunció, prescribió, administró y aplicó habitualmente tratamientos y medicamentos –en muchos casos inadecuados y riesgosos- en el Hospital Eva Perón de la localidad de San Martín”
Lo ocurrido ” afectó a numerosas personas en situación de vulnerabilidad tanto económica como de salud, quienes debían concurrir a un hospital público aún en el marco del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio vigente, careciendo en muchos casos de otras opciones sanitarias para hacer interconsulta frente a lo dictaminado por ese supuesto profesional de una institución estatal”.
El acusado estuvo preso varios meses desde que se lo detuvo en mayo de 2021.
La jueza ordenó que se abran investigaciones por posible ejercicio ilegal de la medicina, usurpación de títulos y posible defraudación por su trabajo en otro hospital público y en el SAME 107 de San Martín.
También dispuso que se investigue la posible comisión del delito de abandono de personas, en relación al paciente al que dio de alta de manera errónea, según declararon testigos en el juicio oral.
Una advertencia a las autoridades
“Es imprescindible poner en alerta a las pertinentes autoridades tanto nacionales como provinciales, así como también profesionales, de los hechos materia de condena para que puedan adoptar los recaudos de seguridad correspondientes a fin de evitar que vuelvan a repetirse”.
La jueza del Tribunal comunicó la sentencia al “Ministerio de Salud de la Nación y por su intermedio al de todas las provincias de la República Argentina -a excepción de la provincia de Buenos Aires-, así como también a los servicios de Emergencias bajo su dependencia”}
También al ” Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires y por su intermedio a los servicios de Emergencias bajo su dependencia”, al Colegio de mëdicos de la provincia de Buenos Aires y a los distritos que lo integran.
En la sentencia dispuso que se abra una investigación por eventuales responsabilidades de las autoridades del hospital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.